Embryótico.

Hace muchos años cuando la tierra era todavía redonda

y los mares por empinar

las montañas por escalar, rasguñar y llorar,

los árboles amigos cercanos de voz profunda que habla desde el silencio de un más allá
tan cercano

y el viento un poder más dentro de las entrañas de la tierra,

un vaticinio fue creado.

Que sea una gran estrella

que tenga poder

que tenga asfixias, dolores y dientes filudos como acompañantes

y que durante un cuarto de su vida iniciática tenga rapaces como compañeros durante la noche
el luengo día
y la boreal aurora.

Hace muchas lunas, el pensaba en términos de notas.

El pensaba sobre lo que habría de venir, los corazones a romper, los corazones propios que se romperían en el y cómo las nubes volverían del cielo una y otra vez…
cómo las nubes de tormentas nacidas de plantas serían luego sueños de lúpulos o de vides entreveradas entre sexus, abrazos y pensamientos.

Cuánto amor desperdigado dentro de un corazón latiente, cuántas mentes inexploradas como cavernas de sintomáticos y alados pensamientos,
turbinas generadoras de malos vientos y pocos alientos. Vamos que el que mucho habla poco muerde pero el que nunca habla todo lo muerde.

Noches de melancolía y pérdidas entre los sueños de la mañana…
y cada noche detrás de la siguiente. Cada mañana avanzando y concretando los movimientos peristálticos de la siguiente. Cada noche de melancolía rota después por mensajes de amor contenidos dentro de los vasos, los papeles, los vientos, los dientes torcidos, el olor a ladrillo y sangre por la supervivencia, cada mañana más cerrera que la otra y las estrellas abandonando mi mente e integrándose a mi repertorio.
Quiera Dios que no haya tenido yo un caleidoscopio para jugar que me gustara -los de plástico eran muy pequeños y aunque fascinantes no eran místicos- me dió los ojos de mi jardín interno, y con ellos dibujé los mensaje de otros planetas durante largos años.

Cuánto de continuar se nos ha exigido, cuánto de tragar se nos ha impuesto. Cuánto de comprobar con nuestras manos, a nuestra costa, a costa de fluidos y tejidos -que es el mayor impuesto a un ser aplicable- y gemidos y alaridos el precio de cada cosa y cada cosa en su lugar entre los zigzagueantes proverbios y los pensamientos que habrán de llegar.
Cuánto de exigir, de aceptar lo amargo para llegar a lo dulce y de dejar lo dulce porque se puede convertir en amargo, de abandonar lo ácido, la imaginación, la curiosidad, la afabilidad, en pos de la mercantilidad, la avaricia, la ambición y el renombre. El orgullo que cuando pequeño se veía como un amigable y entrañable documento guardado bajo las faldas sinuosas de nuestras medias ahora es a veces la única razón de vivir, de reproducir, de morir. No fallecemos por voluntad propia sino que algo dentro de nosotros decide hacer los ajustes y las velitas que nunca miramos en nuestros/otros cumpleaños si no han sido derretidas son las que no admitiremos en los propios; las amistades y los juguetes se nos rapan de las manos y se nos empuñan letras, pasajes, pensamientos extraños (cosas como patria, nación, dinero, confiabilidad, estabilidad, el mundo, dignidad, el jefe, viejos tiempos, vida real, sociedad, burguesía, confianza, talento frustrado, desarrollo, estatus, nivel) y nadie nos pregunta si queríamos esos materiales para jugar, nadie nos acuna y nos toma de la mano de forma suave a través de ello, sino nos ofrecen motes pequeños para excusar esa quema de un cielo de algodón y proverbios baratos para aniquilar a las mariposas que siempre habitan dentro de nuestro corazón. El amor primero es el más hermoso porque las mariposas las sentimos de nuevo y qué triste, qué afanoso es ver a tantas y tantas personas escribir toda su vida por sus lolitas ahora dentro de un cuerpo aciago y sueño que en su edad no era y sus mocedades que no avalaron sinfines de carruseles.

Ahora tiñe un cielo de gris y un gris más claro o un gris más oscuro… y todas tus semillas, todos tus hilos y todas sus voces cada vez se te acosan más… mientras más pasa el tiempo, a veces se siente como una carrera entre los lobos metálicos y los de verdad, los que somos de carnes marrones pero vibrante música en la sangre. Empiezan a florecer los rituales vacíos y sosos, de besos bobos y buenas intenciones pero cortos análisis que comprendan el nacer de estos formalismos de señor, señora, suegra, suegro, yerno, otros.
Deshumanización detrás de los títulos y de las manos que abrazan nuestras propias tierras del viento.

Acosan los pensamientos sobre las responsabilidades. Las letras son abandonadas y cada vez menos comprendemos el cómo nacen las fuentes, el cómo se modifican las mismas dentro de un sueño de soledad, apaciguamiento y comprensión/obligación, estrellando tus estrellas dentro de un cielo y forzando la forja de sueños. Los labios son rotos y forzados a volcarse hacia un centro que no termina nunca de alumbrar.

¿Cuál es tu próximo condicionamiento? ¿A qué te debes, que debes dividirte y separar tu mente de lo que viene adelante y de lo que nace en el hoy?

¿Qué traen en realidad las arrugas, cuando quieres el cielo todavía tocar entre dos manos? ¿Cómo debemos levantarnos del after-cielo cuando descubrimos que las decisiones que habíamos tomado como nuestras no son en realidad tn nuestras sino hijas de un gran acuerdo, al cual no podemos luchar cuando nos damos cuenta…

cuarenta años después de venir acá?

Y aunque hay momentos y movimientos maravillosos,

risas que no pueden ser proyectadas dentro de las islas sumergidas de los templos de Luxor
construidos entre alientos y babas y sueños vencidos por el azúcar…

Anuncios

Interrupcion de la realidad.

 

Ellos son mis hermanos.

Son Tejedores, porque todo es un colectivo, no estamos separados.

Son Mayores, porque su corazon recuerda.

Son algunos Dormidos, porque a veces, su corazon como el de nosotros se endurece.

 

Es interesante que en el año de la Rata tantas personas parezcan merecerse el epiteto (y yo respeto mucho al animalito).

 

La pregunta que me hago hoy, que le quiero hacer a los tres o cuatro que leen este blog: ¿que justifica esto? ¿Somos todos racistas y eso ESTA BIEN?
¿Serian capaces, tendrian los *cojones* de admitir una prueba de su racismo y dar un ejemplo?

Tanto tiempo perdido, mirando lo /poco/ que nos han querido regalar como herencia mental sobre un vasto y desaprovechado mundo… ¿a ti no te da curiosidad acaso…?

Me duele que yo pueda escribir esto y tenga tanto MIEDO a salir y sentir la ignorancia como una cachetada en la frente. Y sobre todas las cosas, no excuso a nadie de lo que esta pasando. Ya lo decia Eduardo Galeno, Michael Moore y varios artistas, entre ellos el activista y cantante Jhon Lennon (si, lo leyeron correctamente, si no lo saben, tomen y lean con calma): empuja a tu hermano al borde y cuando el vuelva tendra hijos que junto con el romperan el borde.

 

Cuando conoci hace unos años a unos nativos americanos, me enseñaron que el acto de tejer te lleva a darte cuenta de que estamos unidos como seres humanos.
Cuando conoci a unas amigas rumanas hace unos años, me enseñaron que la palabra entre amigos, teje. Y no eran gitanos, eran niñas de ciudad, Bucarest, Darju, Biertan, Moldovita: niñas con dinero, etc.
Cuando conoci a amigas de Estados Unidos de America, aprendi que el tejido era visto por ellos como algo temido, pero sagrado: les recordaba el poder de aquello que siempre han buscado negar…
Cuando conoci Buenos Aires, me di cuenta que el tejido puede mercantilizarse, los pasaportes de dos nacionalidades sacarse y el dinero explayarse con “jovenes y exitosos” reproductores: pero la ausencia de tejido te hace vacuo, debil para el amor y para la vida…
Cuando conoci a los muiscas, pense que estaba tejido por dentro.
Luego aprendi que los hilos estaban, si. Pero de ahi a que yo supiera en que color estaba parado,
habia un trecho largo, muy largo, y duro, muy duro, sin ningun tipo de adiccion como pasaporte, que recorrer.
Siente la flor dentro de tu pecho. Ahora. Cuando inhalas.

 
Si hasta nuestro ADN es un hermoso tejido de canciones ineditas
como demonios vamos a seguir haciendonos lo mismo…

Sanguinidad.

¿Cuánta muerte necesita una persona para comparecer ante su conciencia

y despertar los albores dormidos de los cantores pájaros de una verdadera mañana?

Ambición, sexo, tradición y mentiras,

todo bajo la manta roja de la confraternidad y el abuso mutuo.

Aléjame de ser mutua mentira de tu mente

y yo prometo ser constante apoyo para todo lo que caiga de acá al próximo milenio.

Abonarte y abandonarte a tu suerte,
exige mi mente.
Tu sueño es decadente, asfixiante, como una liana, permanente.
Mentes rotas de confusión y que con el brillo del metal y el semen se vuelven locas.

Hoy tengo claro que el amanecer está escondido entre el pliegue de mi ropa,

y las noches que habrán de venir entre las manos que acarician todas las cosas:
ángeles y retazos de mantas y cobijas,
paredes blancas y comidas para 40 personas con desperdicio por 30.

Es hora de abrir el zorzal y dejar que emerja cabalgando sobre la serpiente,

y es hora de que mi garganta como un fuego lascivo tu castidad infundada

lacere.

¿Me amas ahora?

¿O me esperarás para la maldición anual por mi vuelo en caída hacia el cielo

tradicional de cada Noche buena…?

Gotitas de raza.

Una noche larga me sente a pensarlo.



Y la conclusion es inevitable.


Soy mestizo. De cuerpo sin desarrollar por mi propia cultura. De mente sin abarcar por mi propia comida. De ojo avisor y lengua larga por el afan culebrero de la gente que me incita a la emocion, la reproduccion, y la destruccion.



Mestizo como soy reconozco que muchas veces es mejor ser muerto en vida que criollo ambulante.
Abres los diarios y hay elegia el +criollo+ y al +puro de raza+.
Te criaron en un medio de lenguaje de color de piel, fenotipos y prototipos. Es algo tan vigente y real, tan veridico, que hoy, A AQUELLOS QUE NO SOMOS TOTALMENTE BLANCOS, se nos ha enseñado a medir el cuerpo humano basados en el cuerpo de un hombre blanco.
No hay otros arquetipos segun la educacion. Los negros no tienen cuerpo, las mujeres no existen sino en comparacion con el hombre, los indios son un poco mas bajitos, pero basicamente son lo mismo. Y los asiaticos, las otras razas… bah. Esas no existen.
Es como el tema de Bolivar: el era, fisicamente segun cronistas que E. Galeano bien resalta en sus libros, bajito, huesudo, frenton y prepotente, con un buen concepto de si mismo y dandy romantico: ¿Napoleon seria similar a el, o no?

En estos dias se sigue insistiendo en que el postmodernismo es la muestra del mestizaje, ‘de la mezcla de espacios desde la no-negacion de la existencia multidimensional del pensamiento colectivo’ (?). Pero eso no es cierto, porque seguimos tratando como menos al que mas oscura tiene su piel.
Estas teorias de integracion no son de acogida sino de fusion, y todos sabemos que el fenomeno fusion funciona como el que funde en acero otros metales: calientalo hasta que se derrita, a la fuerza se junte, por choques de temperatura se paralice y por golpes se amolde lo mas rigido posible.
Y el posmodernismo con su forma de hablar no separa el hecho de que nos inserten a traves del lenguaje, en PNL, todo el tiempo el hecho de que Europa existio antes. ¡Pero claro, si los europeos nos enseñaron segun su lengua cual era el origen del mundo, ¿como carajos no van a ser mas viejos?!


Se necesita tener un corazon amplio, basado en despertar los sentimientos propios -con las tristezas y amores que ello puedan dar-, para reconocer el saber aca dado.

Aca en suramerica no hay mayor turista que el mismo suramericano, y sueño con el dia en el cual se les enseñe a los niños desde la realidad abarcadora de las diferentes razas. Si, ser negro es diferente de ser chino, nada podemos hacer al respecto, para poder unirnos debemos empezar por dejar al que tengo al frente, al Otro, desarrollar con toda su voluntad sus experiencias, tecnologias culturales, procesos mentales.
Debemos reconocer nuestro propio arbol genealogico: lo grande de España lo dio el pueblo Arabe MAS lo que hicieron las mismas tribus Hispanicas, lo mismo que lo grande de Norteamerica lo hizo el pueblo NativoAmericano MAS lo que le llego de Europa.



Como se puede ver, hay un proceso de seleccion, con fines politicos, economicos, sociales, que se mantiene por el poder de la palabra.


Anhelo ver el dia y lo anhelo con calma en el cual pueda enseñarle a alguien mas este fenomeno, del cual yo mismo soy participe, pues he aprendido a identificar mis racismos y mis humanismos: y a diferencia de lo que algunos piensen,
toma mucha mas fuerza empuñar la palabra para querer enviar un saludo a Rumania, Alemania, Holanda, Brasil, Israel, España, Italia, Mexico, Bolivia, Polonia, Argentina, Chile, Brasil (¡GRANDE BAHIA, OI!), Gran Bretaña y Estados Unidos,
que ensuciar por ensuciar, destruir por destruir y lamentar por lamentar.


Pido el derecho como ser humano de decidir como dirigir mi mundo. No de adaptarme a las necesidades mezquinas de unos pocos y tambien pido para mi el poder saber cual es mi origen y honrarlo en mi presente.
Cada vez mas necesitamos personas que usen lo que sea que usen para el bien -alfin y al cabo, el mal se rige por leyes del mercado, como esta en sobreoferta, dentro de poco se ira al traste la demanda-.

Sin panico y sin mediaciones o mediadores, reconocer el alma de los caidos, de los excluidos, de los que no son blancos, perfectos, hombres, heterosexuales, anglosajones o normandos o francos.

Y todos no lo somos, todos estamos en viaje hacia el Corazon del Cielo,
asi algunos se empeñen en negar esa puerta que ya se ha abierto.

Feliz dia de la Raza para todos mis amigos virtuales y reales.
Y un silencio y un trago largo de agua por aquellos que han buscado hacerle ver a sus hermanos que mas que un trabajo al final de la pistola o bate,
prima el hermanarse solidamente y reconocer que la vida es sobre el derecho, no sobre la necesidad.

Gotitas de adiós: Bonus Track.

Entre la noche y la mañana me han pasado por encima 6 años de mi vida,
con su peso y entrañable dolor agridulce entre los surcos de las manos.


Mi corazón está triste, luchando y apartando a cada momento el cliché de la vejez.

Buscando entre el espacio de mis sentidos devolverme la gloria que late en mi interior.


Y las lágrimas se evaporan al aire absorber y las manos detallan las mentiras
y el desprendimiento de lo que nunca más como un ser orgánico
volverá a caminar erguido sobre la tierra.

Y probablemente, el bonus track, la eterna pregunta en este presente mío, pero la de mejor sabor… la que saltea todas mis comidas y dientes….

Déjame saber, cuál es la tuya, cuál es tu pregunta cuando termina un mundo.

Gotitas de pausa.

Inhalo.

Se clava el dolor en mis huesos.

Retengo.

Se expande el calor en mis miembros.

Exhalo.

Suspiro y cada suspiro es una llama que aletea negra.

Sostengo.

El cielo sigue ahí, la tierra es más sólida, la comida más apetitosa y la noche menos silente.

Pero no hay brújula definitiva en mi sendero,
no hay pandemonio que no esté despierto,
es un esfuerzo por cabalgar en bridas de ramas,
es un espasmo por controlar la ira que me inflama el que quiere abandonar a este fantasma, apegado a sus recuerdos de piel perdida…

¡ay de mí, que un suspiro de flor me nace cada vez más de las costillas!

Detén el tiempo en tu memoria, vuelve a soñar.

Cierra los ojos, que el mundo vuelve a cambiar.

Que se abra la ceremonia en la que participas con todos los que una vez maldeciste,

que el coro griego te pronuncie lastimero, gris, en despiste.

Se teje el mundo a tu alrededor y las visiones de muertes e injusticias una vez más surgen.
La lucha por un claro de luna que por honor te pertenezca robarle a un piano
aún no ha terminado.

Gotitas de cuerdas…

Hay que soñar de vez en mes.

Perdona mi pensamiento extraño dentro de mi corazón,
perdona por la razón, la simiente dentro de los dientes y los labios anclados en las letras.

Escucha ahora mi llamado de furia y descontroles. Perdona mi llamarada de palomo perdido,
de la fiera corriendo por la estepa separado de su manada

Anoche soñé con que corría por los campos.

Cosa chistosa, no tenía ningún tipo de collar ni de concha de carey sobre mis hombros…

era solamente el vino del pasto entre mis labios y el amargo sabor del conocimiento (sí, el saber es amargo, porque nos fortalece y purga al mismo tiempo, por eso lo amamos, lo amas, lo amo).

Me pareció lejano el día en el cual decidí estar todos los meses lejos de mi mente y de mi gente, lejos de las personas que amo y de mi propio corazón,
quiero la vida y no sobrevivir más.

La garganta me sobra como una descarga de tormentas entre líneas de sílice, salidas de la Madre Tierra,
con los puños en alto y la mente clara antes de la estocada central devastadora sobrecogedora y antiimperialista del amor.

Tal vez la única fuerza no imperial es la fuerza del amor…

…la risa si la ponemos a su servicio tal vez sea lo único quie nos ponga al día.

La sal de mi comida está sembrada desde la mente solidificada de risas disecadas
de mis contemporáneos, compatriotas, libertarios. No me duele más el hambre que las manos dejadas al azar y los ojos parpadeantes de dolor y soledad entre las pátinas que deja no la edad, ni la vejez, sino el hipnotismo nacido de los dardos de la Crueldad en nuestras frentes.
Esto de nacer y no poder elegir el día de la muerte de las personas que nos hacen reír y soñar es impresionar el dia a dia con las manos, con los pies, con los dientes a veces rotos y a veces enteras.

¿Quien diria que ruegas que venga un nuevo amanecer,
en el cual no te sacrifiques a un solo sol,
sino a una orquesta hecha de multiples estrellas?