Interrupcion de la realidad.

 

Ellos son mis hermanos.

Son Tejedores, porque todo es un colectivo, no estamos separados.

Son Mayores, porque su corazon recuerda.

Son algunos Dormidos, porque a veces, su corazon como el de nosotros se endurece.

 

Es interesante que en el año de la Rata tantas personas parezcan merecerse el epiteto (y yo respeto mucho al animalito).

 

La pregunta que me hago hoy, que le quiero hacer a los tres o cuatro que leen este blog: ¿que justifica esto? ¿Somos todos racistas y eso ESTA BIEN?
¿Serian capaces, tendrian los *cojones* de admitir una prueba de su racismo y dar un ejemplo?

Tanto tiempo perdido, mirando lo /poco/ que nos han querido regalar como herencia mental sobre un vasto y desaprovechado mundo… ¿a ti no te da curiosidad acaso…?

Me duele que yo pueda escribir esto y tenga tanto MIEDO a salir y sentir la ignorancia como una cachetada en la frente. Y sobre todas las cosas, no excuso a nadie de lo que esta pasando. Ya lo decia Eduardo Galeno, Michael Moore y varios artistas, entre ellos el activista y cantante Jhon Lennon (si, lo leyeron correctamente, si no lo saben, tomen y lean con calma): empuja a tu hermano al borde y cuando el vuelva tendra hijos que junto con el romperan el borde.

 

Cuando conoci hace unos años a unos nativos americanos, me enseñaron que el acto de tejer te lleva a darte cuenta de que estamos unidos como seres humanos.
Cuando conoci a unas amigas rumanas hace unos años, me enseñaron que la palabra entre amigos, teje. Y no eran gitanos, eran niñas de ciudad, Bucarest, Darju, Biertan, Moldovita: niñas con dinero, etc.
Cuando conoci a amigas de Estados Unidos de America, aprendi que el tejido era visto por ellos como algo temido, pero sagrado: les recordaba el poder de aquello que siempre han buscado negar…
Cuando conoci Buenos Aires, me di cuenta que el tejido puede mercantilizarse, los pasaportes de dos nacionalidades sacarse y el dinero explayarse con “jovenes y exitosos” reproductores: pero la ausencia de tejido te hace vacuo, debil para el amor y para la vida…
Cuando conoci a los muiscas, pense que estaba tejido por dentro.
Luego aprendi que los hilos estaban, si. Pero de ahi a que yo supiera en que color estaba parado,
habia un trecho largo, muy largo, y duro, muy duro, sin ningun tipo de adiccion como pasaporte, que recorrer.
Siente la flor dentro de tu pecho. Ahora. Cuando inhalas.

 
Si hasta nuestro ADN es un hermoso tejido de canciones ineditas
como demonios vamos a seguir haciendonos lo mismo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s