Gotas de fantasía (i de IV).

Y arranca la mañana.

Vemos salir el sol lentamente entre nieblas y montañas de basura sin reciclar,

con manos sin descansar llenas de vetas y cicatrices,

y recordamos las noches de epifanía entre los brazos de seres mitológicos,

y avanzamos desde las cobijas hacia el diario relato de las duchas y el recuento de la vida pasada

del día anterior…

Los labios pueden torcerse hacia adentro

puede surgir el cansancio, avanzar la lujuria, cegarte la avaricia o no comprender el momentum de la naturaleza

y puedes ver claramente cómo estamos levantándonos entre mariposas de cenizas de papel
con sus letras como cobras lanzándose sobre las madrugadas de las personas que conforman esta comedia…

Luego de las ropas y las cortesías

y la diaria refriega de mentiras y vanas esperanzas,

del desayuno ritual y de la ritual desplazada…

¿luego te sorprendes cuando unicornios, con pañoletas en mano y varas largas de marfil
irrumpen en tu sitio de rutina, SEA EL QUE SEA, y te secuestran para empezar la mañana de ahora en adelante

lleno de pelo,

en cuatro patas,

colmillos al aire y un destello eterno por avisar?

Había sido tiempo desde que mirabas el contenido de las dos lunas dentro de la mezquita de la montaña,

pero aquellas que siempre has soñado, con sus colores,
empieza a arrancar.

Aquí hay una pequeña prueba…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s