i. Dulce, seco, rojo.

Si mi amor está confinado a los trozos de objetos que he guardado durante lo que haya vivido,

¿qué dice de mí que siga en un espacio habitado por esos trozos adueñados de mi sofá, de mi alfombra, de mi recámara y mi alcoba, desvergonzados, vírgenes en su poder?

*****

Destruí las fotos,
maldije los videos,
hice brujeríasanteríaalablanca con todos mis compañeros de juegos

pero eso no me ha restado una duda, salvado de un espejismo, abierto un canal al otro lado del señuelo.

*****

Soy tierra. La tierra pare papel. El papel hace cuentas. Mis cuentas no cuadran. No me cuadra el alma. El alma estaba cuadrada: ya la liberé de lo mismo. La mente no se da por enterada que la misma cosa y la cosa misma no son la misma materia. Perdí las materias al amar a mujeres perdidas y soñar lujurias despiertas. Desperté en mi recámara después de ser arrastrado como de un sueño, lentamente perdiendo velocidad por el desgaste. Los vientos han pulido y sacado de su veta el grano que contenía mi propia casa interna y ví mi maloka como algo más lejano.
No me alcanzan los pasos para andar sobre la tierra,
así que decidí devolverme sobre los mismos y volver a casa.

*****

Mi mejor amigo tiene corazón de estopa.
Y los hombres de él se rien.
Culpa suya es que pierda en mi boca
los dientes que con razones y por notas acumuladas se me caen a miles.

Ella toma un vaso serenamente y espera mi redención mientras el tiempo de los demás firmó mi condena…

*****

Odio el paso del tiempo, como odio el traslado de la vejez plenipotenciaria a la niñez coartada.

El reloj es para mí lo que el vino al alcohólico y las putas al político: diversión temeraria, fanatismo obsesivo, contrariedad barata para los demás pero para mí totalmente cara.

No hay ley que escriba que debemos ser nuevos peores enemigos después de cierto tiempo, pero… ¿en qué nos convertimos cuando cierta mañana empezamos a soñar con el paso de los momentos, con el agua que se va, a matarnos en vida?
¡Contéstame noche, contéstame día, contéstame orquídea rota entre mis manos!

******

Las paredes se me caen como se cae la libertad y se declama la poesía, envuelto en un mar de dudas y superioridad
comprada en esas nuevas tiendas chinas. El amor de ella y de él me hacen extrañar la temperatura tibia y los mejores momentos. Pero no, esperen, surgen preguntas sobre cuáles fueron en realidad los momentos y cuáles los que nos inventamos para tener un respaldo y objetivizarnos siendo algo para mostrarle…
¿a quién?                               ¿Importa?                             ¿A quién le importa en verdad nuestro nasciente inicio, si lo que quieren es algo nuevo para consumir para la posteridad?

*****

Cuando era chico, soñaba constantemente en el día que me convirtiera en un chef famoso, para así poder demostrarle con amor y empeño a mi padre que la comida dada a los hijos no se quemaba ni se comía con miseria, sino con amor glamour y arrojo.

Ahora que no soy tan chico entiendo algo: mi buena sazón no será la salvación de mi padre, mas será la iluminación de mi alma. Pues de padre, poco tiene el papá. Y la comida cuando no es una extensión de esa bolsa tejida que llevamos en el corazón, no vale la pena probarla.

*******************

Una vez alguien dijo que ser joven es ser parte de la clase media.
Media estúpida diría Mafalda. Media y media, dicen los políticos en Puerto Madero. Medio cabrón me llamaba un amigo. Media vida y el resto decaimiento me comentaba un taxista. Plenitud perdida en la juventud guardada.

Pero entonces,
a quién le pedimos cuentas,
con quién exorcisamos nuestros demonios,
cómo nos lavaríamos las manos de ser responsables en esta hermosa barcaza de piedra cristal musgo y sexo
que es la tierra
¿si la juventud, totalmente dormida en drogas legalizadas y naturales, no nos permitiera eso?

****

El primer día sobre la tierra había pasado hace ya muchos años,
la noche traviesa se había vestido con todas sus dudas sobre su alma.

Pero hay que percibir y limpiar la copa para poder beber más vino entre las mareas rotas.

Libros y placeres, mujeres y danzas y unas rondas entre muchas manos que por un vistazo fugaz, fueron los mejores amigos que una persona podría desear sobre el tiempo: amados, amables, permanentes en la sangre por el ejemplo.

¿Saben?
Con mucha desesperación he invertido tiempo y sangre en amar hasta conseguir entre palpitar y palpitar una luz, una señal, un estallido. ALGO que me saque del alma el tiempo desfallifo y desaparecido por el orden excesivo de las reglas del amor para algunos.

Y,
la verdad,
que fuerte venir a darse cuenta de ello mientras poco a poco levantas ladrillo sobre ladrillo lo que será una casa con amores y ventanas, pero esta vez, de verdad y en verdad, proyectada sobre la victoria y hacia una memoria diferente: la que va desde el ahora hacia el pasado como una flecha pero avanzando sin parar de crear su historia…

Anuncios

2 comments

  1. Cualquiera. · abril 8, 2009

    No es tan violento como el que vi por ahi.

    Este es raro… es demasiado ajeno para mi.

  2. aguaynotas · abril 9, 2009

    ¡Hola!
    ¿Podrías ampliar por qué te parece raro, o ajeno a tí?

    Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s