Maraña

¿Sabes?
Creo que te entiendo. Tu trabajo no es ayudarme a mí y a otros. Tu trabajo es comer sueños.
Estás vacío. Tienes un gran hueco por dentro y es un hueco que no te deja sentir nada y por ello lo acaparas todo.

Acaparas las mujeres porque no sentiste madre.
Acaparas los bits porque temes un desaire.
Acaparas el agua, la tierra, el Sol,
porque nada te da vida, nada te alimenta y no puedes sentir calor.
Y se me ocurre a lo mejor que tampoco te sentiste niño, por eso bajo amenaza los tienes, los haces llorar de pena, les robas la comida, los obligas a caminar a contraviento para ahogarles la llama.
Tampoco sabes qué es ser madre ni ser abuela. Por eso las maldices, las exageras, las momificas en vida pero que no las sientas… seguramente a tí te engendró un pajazo y te parió un rechazo, seguramente…

Comprendo que me vendas noticias y extras.
Te ves grande; yo, me veo pequeño.
Tú crees que tu sábana de contenidos realmente puede soportar al tiempo; que no será pasto de las letras y los poderes de los callos y los corazones.

Sabes que mi canción llegará al corazón de todos los que me rodean, es inevitable.
Mi pregunta es: ¿qué tanto aguantará el hueco en tu pecho el resonar de mi vida?

Me has martilleado con pan y muerte por algunas décadas. Tactactac es el sonsonete detrás de mi palabra, fría como chamán sin alma.
No entiendes porque no sientes la poesía, así que me ofreces una asepsia de saber que huele a formol a imprenta a doctrina y además me quieres quitar mis serenatas.

Tienes un mundo enriquecido porque tu amor es tan pobre que, por sí mismo, no nutre excepto la necesidad de olvido -en desesperación-. Ese es tu doble sentido, doble lengua, dulzura censura y acidez bífida de dos cabezas. Esa locura es muy loca pero en ser desalmada ha hecho la tarea y conoce su ley y la defiende, la sostiene, la vivifica.
Desangra para beber sangre porque teme la suya propia.

De miedo estás hecho y en miedo morirás, arrojado como todos los poderosos al terror sin medida, siempre perpetuo y en silencio, evento que ocurre al que se ha dado cuenta:
ha llegado del Xol la hora.

Y me pregunto un poco que soldado pago te protegerá al verse él mismo la sombra…

Anuncios

2 comments

  1. alejandra179 · julio 15, 2009

    No se te olvide que a muchos los seduce la falacia del orden preestablecido…

  2. aguaynotas · julio 15, 2009

    No solo el orden externo, sino asimilar el interno.

    Un rapero de los 90’s decía: “puedes sacar a un chico de su barrio, pero no puedes sacarle el barrio al chico. El chico sigue siendo chico mientras como hombre no entienda cuál es el ritmo [flow] real que emana al mundo su barrio”.

    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s