Transitoriedad.

Hoy me acuesto,
con ojeras,
cansado, con la mente
en blanco desde la información de los invasores antiguos con escamas que “siguen en el poder”,
hasta con la música y los colores perdidos de la esperanza monetaria desvanecida… pasando por las apariencias de cambio que siempre engendran las políticas y las reflexiones de las paredes blancas que me besan las horas que paso entre ellas.

Una sola verdad envuelve como papel de colgadura los edificios por donde transitaré en unas horas:
las almas en pena
miran con envidia a los que llevan ropa limpia, ojos dispuestos, un estómago lleno y el paso decidido hacia alguna actividad que no sea errabunda,

y leo siempre lo mismo en el aire que despiden sus huesos:

“¿por qué
yo
no?”.

[En homenaje a todos los desplazados, mendigos, pobres y ambulantes ‘residentes’ del barrio Chapinero, Bogotá. Gracias por su constante enseñanza de humildad.]

Anuncios

3 comments

  1. alejandra · octubre 1, 2009

    Lo secuestraré y lo pondré en mi blog 🙂

  2. Pingback: Transitoriedad « cerebro hiperactivo
  3. aguaynotas · octubre 2, 2009

    ¡Oh por Dios, mi post ha sido secuestrado y será amansado por manos femeninas…! …que lo amasarán….
    que lo mimarán… que lo darán a conocer al mundo embriagado de éxtasis de lenguaje inenarrable…

    jmmm….

    ¿y dime, a qué hora pasas a secuestrarlo, para dejártelo peinadito y con boxers bonitos en la puerta? 😛 😛 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s