Cinismo y su aplicación extraterritorial.


Cinismo, ambición y codicia.
Por menos fue rota Gomorra, o por lo mismo, da igual, que ahora la balanza
que enseña con su luminosidad metálica a ver por igual
a vivos y a muertos
a los niños como grandes y a los adultos como pequeños
nos indica que viene un animal grande: ¿cuál será?

Considero más que necesaria la canción para entender estas noticias.

Palabras sembradas que obligatoriamente manejamos a diario como formas incólumes, que a veces creemos eternas sin serlo, y que tienen no solo salidas dentro del pensamiento que crees certero sobre el orden de las cosas, sino que explican un poco, un demasiado, un mucho, el porqué hacemos lo que hacemos y para qué buscamos manipular un planeta misteriosamente seductor y avasallador, superior a todo intento de ir más allá del espacio vital del hombre mismo.

Como les comentaba en post anterior, es necesario que recordemos qué tenemos de herencia artística formateándonos las ideas, pues esto es una base fundamental de aprovechar la pregunta ‘¡¿y ahora qué hacemos?!’  para comprender las posibles reacciones propias, no las ajenas, y hallar dentro de sí el espacio suficiente para proponer lo que se necesita, sin estar guiado por el pánico a perder marcas, productos y diferentes ‘calidades de vida’.

P.d.:   Un ejemplo como para enmarcar. ¡Grandes, chicas! Y por otro lado, esto es un ejemplo de lo importante que es revisar cómo las palabras son distribuidas entre un grupo de personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s