Canto a una Libra cualquiera.

Como al agua,
caes y caes y te sumerges, en deshielos que cimbronean tu mente anclada.

Como el viento,
extranjera dentro de tí.
Queda ahora un cascarón que intentas llenar con el mundo que te rodea, poroso a los que no te toquen el alma
(hoy lo descifré, tus amigos lo son mientras no toquen tu corazón, por ende, nunca en realidad lo son).

Ausencia de fuego y palidez de almas se extraviaron en una concepción que acojona
que guarda rabia
y curiosidad
engendrando paisajes de máscaras que atraviesan calles empedradas y al pasar frente a catedrales hacen reverencia, como no,
pero con el dedo medio hacen clara señal.

Lo imaginado por sereno
exhala un aire moribundo,
como sueños arrancados a sílfides,
como amores añejados, avinagrados, hoscos, antes de su natural tiempo.

Las dádivas vienen y van, la vida no,
es un completo diluir
y derruir hace (claramente) el amor.
Vives como pajarito de las migas de amor que te sobran ya y con el canto de la mano
las arrojas a la calle para que las muerda todo ruiseñor que tenga hambre.
Mas Dios aguarda tus dados, celoso y puro
y más temprano que tarde
tendrás definitiva entre los dedos que tejen letras y tapices extraños
tu historia contada.

Anuncios

2 comments

  1. alejandra179 · noviembre 23, 2009

    uffffffff…..

  2. aguaynotas · noviembre 23, 2009

    🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s