En la orilla de una galaxia…

Aunque no lo sepas, no me estoy lavando las faltas con tu dolencia.
Aunque no lo leas nunca, estas palabras no son sentencia.

Vas a ser recuerdo en mi memoria. Como un color sepia tranquilo abierto amigable sin haber decaído como un color que se abre en la noche sin tiempo sin mente sin dolor alguno como unas palabras que no están restringidas solamente por el formalismo y el bien-estar del alfabeto sino por lo que dentro de mí hierve como caldera como las personas que algún día correrás y correrán el riesgo de extrañarte entrañablemente Lo que amo amo de vos y a vos te amo Te amo y te amo mucho y te amo por razones desconocidas y epifánicas al mismo tiempo y quiero que entiendas ahora en tu hora que profundamente lamento el no haberme despedido de ti antes el no haberte sabido ayudar a tiempo y tengo mucho miedo porque no sé si te estoy adelantando hacia la tumba o simplemente te estoy elucubrando con macumba pero quiero creer creer y creer que todo lo que estoy haciendo en algún momento te va a ayudar a tejer una nueva fuente una vieja fuente ¡una gran fuente!
para que todos podamos continuar tranquilos el camino

y no te creas que porque te vayas dejaré de amarte amarlos amarlas armar-las oportunidades y las enseñanzas ahora ahora ahora es cuando más fuerzas necesito y me reconozco con humildad frágil y con sombras y asustadizo y con terror a asumir las responsabilidades etéreas que acarician tu nombre y lamento mucho que esto haya sido así porque no quiero tener que ver de nuevo como un aura de caoba sella para siempre el destino de otra persona que me ayudó que sí estuvo que en realidad me hizo sentir que no no estoy solo en este mundo que así no se comprenda o mejor dicho no se perciba con lo que se percibe dentro de este puñado de nervios y mandolinas que llamo mi cuerpo estoy preparado para que mueras estoy dispuesto a a dejarte ir con tus diferencias y tus abrazos

y Gracias por los besos Gracias por los mimos Gracias por las confianzas Perdona los abusos Perdona las miserablezas y el instinto de verme rata y ladrón que solo yo yo mismo creé en momentos que podía haber visto con más amplitud y no enrancharme a decir ‘nonononono yo soy así pequeño y pusilánime y nunca podré cambiar’ y lo siento por no ser más viejo y poder ser tal vez el hijo que quisiste que fuera o el marido para tus hijas

pero en medio de esta soledad que se desarrolló dentro de mi corazón hay un nicho tallado en laja de esmeralda y beso de orquídea

y con el mismo te doy un abrazo profundo y desde hoy practico el decirte, cada día, un poco más, adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s