Saeta

Estaba distraido.

Estaba dormido, pero lo hallé.

En los tiempos de la antiguedad, todos los maestros del Fuego sabían que a sus discípulos se les estimula primero con la rabia, la pasión, el excitamiento pueril.
Pero ese fuego es siempre llama, nunca alcanza para elevarse a ser una estrella.

Por eso le mostraban al aprendiz que en la base de la creación y la catarsis, se halla el poder del Control del Fuego.

El verdadero Fuego nace de la inflamación de los cuatro espacios del corazón por el Amor, y el Poder y la Luz que este engendra.

Yo sé que están leyendo esto.
No tendrán mi conciencia ni mi voto.
No les voy a vender mi alma.

Nunca más me encadenarán con sus excusas de saber qué es mejor para mí y los míos.

Anuncios

Misiva de un cuervo

Como un buey que ha arado demasiado la tierra. Soy un hacha perdida en el vuelo hacia el pecho de una armadura que la astillará en diez mil pedazos. Un león viejo que recuerda alguna vez la posibilidad, en un pasado remoto, de haber sido el jefe de la manada. Un anciano que reverdece fuera de su tiempo y espacio, en un sitio tan diferente llamado tierra que no sabe ya qué es peñasco, qué es roca, qué es arena.

El alma al aire, luego de diez años malditos de armaduras, siente cada nueva gota de agua fresca y viento desempacado como lanzas, como cuchillas dentro del corazón.

Mi espalda se ha hecho para aguantar. Pero mi raíz, mis patéticas piernas, se están quebrando. Y nadie, nada, tiene compasión. Nadie, nada, tiene miramientos. Nadie, nada, comprende que estas patéticas piernas no pudieron salvar a los que amaba, correr hacia mi libertad cuando era más joven, aprovechar las vacas gordas y ahorrar y vivir y simplemente ser feliz, y por eso están desgastadas y podridas antes de tiempo… mucho, mucho tiempo antes.

Desearía simplemente cianuro en los átomos y poros de mi alma.

Desintegrarme.

¿Fragilidad?

El amor se percibe lúbrico, cándido, lírico, poético.

Hoy mi mariposa atravesada por el afiler aleteó tanto que casi me vuelve loco, casi arde en llamas el campanario que con tanto desvelo, mala comida y pésima atención le he construido.

Maldita.

Ni siquiera ve que le hice esa jaula de oro con cariño.

¿Se imaginan… y si esa lírica saliera a volar, qué quedaría, que trocito o montoncito de dolor cobijado entre papeles quedaría para mi persona…?

Nada.

Ella es una egotista.

No entiende que mi única razón de vivir es protegerla. Si desapareciera yo, no podría volver nunca más y no sé si esté listo para asumir esa enorme capacidad de respuesta.

Ella me aterra de llegar a esto…

Extravío

Solo quería que supieras que mis sueños están rotos cada vez más.
No paro, no puedo parar de romperlos.

Lo desearía, pero a esta hora de la noche, mientras todos bailan y mi alma se acongoja en el vacío y el tintineo huero,
nada más me queda. Nada.

BONUS TRACK: Rompe tu red.

Si la fuerza de los hombres buenos
alimenta con sus debilidades a los hombres malos
mil y una vez más
prefiero volverme bueno y volar sobre la tramoya
a arrastrarme suponiéndome poderoso pero viviendo como un gusano.

To everyone who can listen:  tell the so called good liars ‘go fuck yourself’.

I want to be kind. I reclaim the honor of being kind.

Deshojando margaritas, abriendo Victorias Regias

Lo que me sigue impresionando de Colombia es su ombliguismo emocional.

Mockus y su equipo han demostrado todo lo contrario a la fuerza pacífica de un Jedi. Han demostrado debilidad, maleabilidad, incoherencia. Han jugado el juego de la violencia. Si realmente entendieran por un momento su símbolo, el girasol, y vieran cómo se ha usado en la mitología y metafísica, tal vez tendrían inspiración para ser menos rígidos y secos.

Pero, y esto es algo que pocos quieren entender, es que nunca se trató de eso.

Se trata de nuestra evolución como especie. Se trata de tener los huevos de decir ‘yo cambio’. Yo aprendo a cambiar. Yo no tengo miedo y evoluciono. Yo me protejo y protejo a los que me aman con fuerza pero es una fuerza que viene de la meditación, la confianza en los propios recursos, la paz interna que nace de liberarse de ambiciones y deseos de venganza.

El budismo fue la fuente principal de inspiración para los Jedis según ha narrado el mismo George Lucas.

Pacífico. Mas fuerte. Raices fuertes en el lodo, rico en mierda y en minerales, emergiendo potente como una flor hermosa.


¿Por qué no entienden eso los colombianos ahora?

Porque son esclavos, y no señores, de sus pasiones.