Fractura crisálida.

Algunos seres viven toda la vida bajo la ilusión de la presión.
La ilusión de que la armadura potencia o excusa lo que se convierten o en lo que se convertirán.

Esto es lo que siento.

No quiero, no me nace, ser fuente barata para otros seres.
Cada persona con sus problemas, sus decisiones, sus abrazos fallidos.
El placer no solo queda entre los juegos sino dentro del alma. Y así es como poco a poco transcurren los momentos eternos y las noches hendidas.

Y por más placentero que sea plantearse el ser titiritero, al final del día una rosa no se volverá lirio, ni una pequeña gramínea un esplendoroso roble.

No se puede desviar el potencial de la naturaleza de cada ser. Sin embargo, lo intentamos. ¿Para qué?

Para caer en vacíos.

Esto es lo que siento.

Algunos seres viven bajo la expresión del miedo.
Las liras que empuño y las tintas que bebo me indican nunca más serlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s