Destino

Es por tí que bebo el ámbar de las materas, de las notas no cargadas de veneno, de las paredes perdidas entre las nieves no tan eternas del tiempo, es por tí que decidí nunca ser un niño eterno ni tampoco envejecerme convirtiéndome en una bolsa patética de recuerdos.

Nunca, tal vez nunca, tal vez no soportarás el beso fuerte de la Viuda Negra
que depura y abre los chakras para que entre el sentido del movimiento y la circulación ahora y siempre. No, no creo que sobrevivas, creo que lo que hiciste fue huir y huir puedes, pero olvidas la regla de oro que dice que a ningún corazón puedes engañar porque ningún conejo corre más rápido que su destino, pequeña…


Y ahora canto. Canto con el alma curtida y rellenita de amor. ¡He encontrado las llaves de las fataes! ¿No estás feliz?


No, no creo que lo estés.

Tu corazón late con debilidad. Y ahora queda el tiempo de cosechar la semilla…

…abrir la piedra para que surja un limpio tallo, por primera vez, sólo una vez más.


Me pregunto, a pesar del amor que te tengo… ¿esta vez, florecerás y me amarás?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s