Luna en Géminis (ex-Babylónika)

 

 

Sueño con fantasmas… sueño con fantasmas en tiempo real, aquí, ahora, en tiempo real en el cual otros follan con sus esposas o besan a sus niños o extrañan a sus novias en medio del monte.
Sueño con entes perdidos entre la bruma del tiempo que estiran sus deditos a través del vacío para congelar lo que quede pendiente dentro de mi joven, muy joven, corazón humano.

¿Acaso no sabías, caro lector, que como un fénix, cada pluma mía es un mundo de redes, cada abrazo es un momento liberado de hilos genéticos entrelazados pasa siempre, cada borde de ese mencionado abrazo y esa despótica pluma son un corazón y el mío para siempre?

No puedo ser destruido. Algo dentro de mí, vacío pero lleno al mismo tiempo de todo lo que significa ternura y hogar está completamente a la espera del momento en el cual se vaya de este planeta. El momento en el cual, una vez más, pueda yo regenerar de forma definitiva todo lo que he soñado y ansiado… sobre playas de purísimo color y manos blancas llenas de halógenos –mas cálidos- besos… fusiones aquíahorasiempresupraetéreas en las que del agua salimos y al agua volveremos.
Veo dentro de mi interior pieles de panteras colgadas, evisceradas las fieras, puestas a secar para la venta en talabartería improvisada de mis recuerdos. Veo también sin compasión como cada gota de mineral sale de mi cuerpo y es exprimido de mí… como el viejo nogal da paso al nuevo arbolillo que deberá vivir 50, 95, 300 años más como enlace entre lo visible y lo invisible como un puntito más en ese mar de fogueos innombrables que es el vivir.
Estoy descascarillándome, estoy perdiendo la muda de no solo mi piel sino mis colmillos, mis retinas y testículos, mis ligamentos y uñas, espaldas y paladares… ah, sí, tanto, tanto, tanto amor no era posible recibirlo sin que me desbastara como a un vil trozo de madera y me hiciera volar sobre las cabezas todas las astillas viejas. Porque, ¿de qué te sirve una soledad si no es para fragmentarla en dos y en ella mojar el pan que le ofreces a otro ser viviente para retornar a lo simple y poderoso, abrir espacio para que el amor divino se vuelva humano?

 

***

 

Han sido ciclos y eones perdidos entre las marañas.
Me dejé distraer por junglas y por intentar llenar espacios que ahora, inexplicablemente, sé que están llenos, pero de qué sustancia y en qué temperatura, no sabría decirlo, no…

porque hasta mi garganta, esa flor enjoyada de versos que se tomó antes como una filigrana poseída por una mano de cobre que la destruía (¡oh sorpresa!) se ha limpiado.

Me muero por saber qué palabras nuevas saldrán de ella para materializarse en nuevos mundos. Solo espero no morirme en el proceso de la paridera de esas palabras. Creo que hace tanto, tantísimo, que no uso mi verdadera voz, que este nuevo cantar de los cantares va a ser por decir lo mínimo, interesante. No todo es el mundo interno: hay también un tiempo de guerra, puedo oler la sangre de los niños en el celular nuevo y probar su hierro en cada trozo de pan que compro, puedo sentir en mi paladar el calor del vientre de niñas al por mayor y ancianas al menudeo policial de Chiapas o de Usaquén, puedo oler el desespero de las pérdidas eternas de los corbatistas y sus amiguitos piratas y la sorna irreductible de los que se abogan el derecho de elegir sobre la vida y la muerte sobre esta hermosa agua que llamamos Tierra… todos y cada uno de mis sentidos se suman a ello para permitir que esa revolución me indique cuál liebre matar, cómo desviscerarla sin volcar mi frente o mi estómago, cómo salir del pequeño mundillo de la grandeza e ingresar en lo multidimensional de lo grande, un largo etcétera. El punto es que cada vez que continúo algo muere y debo recordarme que solo soltando los dientes por luengo tiempo apretados, crujientes, tengo oportunidad alguna de decir un ‘gracias’, un ‘por favor’, un ‘no te violaré hoy/mañana… sedúceme ahora con toda la dulzura de tu aura, por favor’.

 

El punto es que cada vez que continúo, dejo de usar mi memoria, realmente aprendiendo a decir
adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s