Letritas breves para artistas.

(i)
Por favor, no desfallezcan. Jamás.

(ii)
Si el Arte es un proceso, podemos afirmar con tranquilidad que el arte/Arte no es más que la huella creativa de la vida de una persona, vuelta algo tridimensional -porque no existe objeto de soporte plano, todo tiene volumen-. Y esa huella deja una atmósfera.
Por favor, así como dice en algunos sitios “no alimente al perro”, recuerde “no alimentar su ego”.

El ego es frágil y no da atmósferas. Toma mucho esfuerzo domarlo, pero es mejor domarlo para en lugar de 1.000 malos trabajos, hacer 100. Pero todos con potencial de crecimiento.

(iii)
Vivimos en el borde de lo conocido hoy por hoy 2011.
No hay posmodernismo. No se puede un retorno al huevo de los tiempos clásicos, porque la década del Flower Power y la posterior contaminación industrial destruyó esa posibilidad.
Pero vivimos los tiempos en los que Mad Maxx,  Bowling for Columbine y El señor de los Anillos son un claro gospel de un impulso mental invasivo.

Tomen eso en cuenta antes de afirmar que el culto al ego atomizado es la única salvación posible.

 

(iv)
Practicar hace al Maestro.
Lo que no te dicen es que esa práctica es holística. El ser vago también es parte de esa práctica: obsérvalo con cariño, porque la oscuridad de la vagancia indica qué no satisface… y permite salvar obstáculos mejor que intentar dominarlo a la brava intelectualmente.

(v)
Ser creativo no implica ser reproductivo.
El mundo tiene +7 billones de animales sin cola pelados y no precisamente conectados con su corazón. No traigas un hijo de puta más a menos de que sepas como ayudarle a navegar esto sin ser un consumista inmundo como los que lo antecedieron: el planeta no tiene responsabilidad ni culpa de tu pésimo sexo.

 

(vi)

Nunca lo olviden: ser original hoy y siempre es saber luchar por el derecho a vivir en armonía.
Los hippies se equivocaron al subir a las puertas del Cielo y bajar sin aprender a cambiar, siendo idiotas desde la punta al final.
Les heredaron a sus hijos esa sensación de que nada valía la pena.

Tres millones de partículas POR SEGUNDO radioactivas nos están enseñando que eso es falso: la sostenibilidad y el amor es lo único que sobre este pequeño y poderoso planeta, valen la pena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s