Anatomías multipolares, modelo A.C.

A ves somos más que la combinación de los hechos,
sino simplemente,
la arquitectura eterna narrada desde las promesas que hemos hecho.
¿A quién seguir? ¿Cómo amar?
¿De qué se compone el volumen de la creación del propio mal?

Río con los dientes apretados y enuncio tu nombre, y el libro me arroja esta respuesta: Preparar los animales muertos para que conserven la apariencia de cuando estaban vivos.

Dalshmek, Horus. Empecemos.

Los versos rotos son el producto de invocar desde entonces géneros que combinan el filo del vino, el filo de la vulva, el eje de la pelvis, los isquiones bañados en sangre humana y el beso poderoso de las manos aladas que emana el ojo omnisciente de un bebé que estaba muerto antes de nacer… todo son memorias de tiempos en los cuales el arcadio era lengua corriente y valía más un beso de un fenicio que la palabra huidiza de un tebano (y más allá, hasta Trinidad y Tobago tú y yo viajamos). Las enseñanzas para volverse colectivo dentro de una manifestación de ajuares de hierro y acero, con los cuales hacer el amor y picar en rodajas al que por amor se sacrificaba, para como vampiro devorarlo dentro de las mandíbulas de los que se sentían caminar vacíos de luz. Era flor seca sedimentaria, era el terreno barrido de vida por los hombres y su violación pero gracias a manos largas, frías e iridiscentes -como hielo seco-, aunado al beso de cualquier antigua perdida de horizonte, recibir en los besos luengos de la madre Invertida el poder de parir legiones de perdición. Espacio de mares rojos secos soy ahora, viendo a las que fueron realeza despojadas de su manto vagar por el éter sin huésped al que susurrarle seducciones. La matriz es una víscera hueca, de forma de redoma, situada en el interior de la pelvis de la mujer y de las hembras de los mamíferos, donde se produce la hemorragia menstrual y se desarrolla el feto hasta el momento del parto.

Espacios dentro de la médula que convierten en poderosas canciones para las cuales las mentes juran fidelidad a sectas de antaño, rostros que niguna persona se atrevería a mirar, pero sí a invocar su nombres para pagar la adquisición de las fuerzas de este universo como poderosas aliadas dentro del mapa mental cuando uno es pobre, cuando uno es humillado, cuando uno es miserable, cuando la derrota militar es real, cuando el amor de ella es imposible y la posición de sanación es lo último que pasa por la mente: deseo y venganza se aloja dentro del reino de las solicitudes, y cualquier puma de piedra alado con cabezas de eclipse serviría para durante setescientos o veintesietemil años decapitar a las flores que impidan el regreso del mal y a ese arte la vida consagrar. Entonces una mano abierta, entonces río y fuerza, entonces frío y renuncia, entonces la sacudidad de la nueva tecnología y la mano de amante que lleva al portal donde se cierra el círculo, entonces las lápidas de piedra salen disparadas del pecho y los tatuajes escritos a sangre y fuego de la espalda son liberados, y el ojo entronado se expulsa de los discos articulados en hélice de la columna. Las vértebras son cada uno de los huesos cortos, articulados entre sí, que forman el espinazo de los animales vertebrados.

Mis cajas de resonancia miden un metro setenta y ocho centímetros, mi lengua se siente como una lengua bífida, como una serpiente oliendo pacíficamente al pie de un pino viejo… o como una anémona saboreando con su estómago a la luz del mar lo que dejó el rastro de un cardumen viejo en el arrecife… soy sensibilidad y descarga iónica que perciben los que me rodean sin que yo abra la boca. Soy rítmica y desarrollo sin pensarlo, soy un canto de metal y rock sin parar: el golpe y la resonancia parecen un enorme yunque dentro de la atmósfera de cualquier salón. El martillo es uno de los tres huesecillos que hay en la parte media del oído de los mamíferos, situado entre el tímpano y el yunque.
La piel es capas, la piel es protección de rayos ultravioleta, pero a la dermis no llega la luz. La dermis es la capa conjuntiva que forma parte de la piel de los vertebrados, más gruesa que la epidermis y situada debajo de esta. ¿Será que a la dermis también le sirve a seres de antíquisimo rostro para hacer nido y alimento, ya que la luz del sol no les llega, y por eso debemos pelarnos el cuero propio, aprender a ser nuestros propios destajadores, para que al entrar la luz del Sol podamos realmente darle orden a este supuesto amor con sabor a puerto de miedo que llamamos ciudad?
De tu rostro, cuando estaba tomando una ducha al regresar de trotar por calles y carros, salieron perfiles. Eran viejos. Cuando abriste la boca, no habían besos, lo que habían eran arañas. Que miedo se debe sentir cuando un afecto es como una gran vulva enrazada con las patas filudas de una viuda negra… ni siquiera el intento de ablandarte la sensación con un verso de Etta James me lo cura, pequeña, ya no sé si de hecho I’d rather go blind than to see you with someone else sea la dimensión adecuada entre la distancia de un beso de cigarrillo y una cáscara (cualquiera) de fruta caribeña con más flores que los conjuros que he presenciado. Patas de animales que ya hubiera querido yo conocer a través de las caricaturas, sino terriblemente reales, van emergiendo intentando dominar mi anatomía… hacen ellos parecer a un trilobita como una quinceañera bien arreglada.
La sensación de paladear scat a trescientos besos por segundo y tener que quitarse el audífono porque hay un olor: ¿acaso está la nariz y el oído conectados y nadie me había avisado?
Queratina y abrazos desaforados. La queratina es un proteína rica en azufre, que constituye la parte fundamental de las capas más externas de la epidermis de los vertebrados y de sus derivados, como plumas, pelos, cuernos, uñas, pezuñas, etc., a la que deben su resistencia y su dureza.
Besos rojos.

Y en silencio con las manos junto a los antiguos comensales de nuestro querer, estoy acá para desperdigarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s