Breve reflexión 4-bit

En los tiempos líquidos en los que un chip y un like valen más que una persona, que pesar más de 50 kilos es un crimen y no estar a la moda es más fatídico que la muerte de un hermano campesino, comprendo algo que nada debe ya importarme.

El precio del futuro mío, y sospecho, el de media humanidad, radica en la muerte total de las fantasías sobre nuestra estructura familiar.

Debemos dejar de buscar familia, para sanar la nuestra.

Y solamente así, adultos, en un mundo despiadado,
podremos llegar a alcanzar el nivel de vida que queremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s