Preludio al block en blanco

La música le llega a uno cuando debe llegarle. No antes, no después. Siguiendo la trifecta de Nicolás Tesla
si quieres comprender el Universo, piénsalo en términos de
frecuencia
intensidad
y vibración
desde hace un tiempo he estado notando que las antiguas formas de música chocan entre sí y vuelven contra mi proceso creativo de una forma cristalina. E inesperada.

El trip-hop se empieza a desplegar sobre tí
sobre tu cabeza y piernas
de forma concreta, amplia…

El trip-hop tiene que ver con sicodelia, con música realizada con ácidos y sin ella, con personas que saben qué es una traba y qué es un viaje y qué significa enteógeno y cómo juegan con ello hasta que hallan su propia clave, que descifran su propia mola -aún a pesar de sí mismos-.

El trip-hop viene de una salud mental artesanal y elaborada que se pasea con propiedad sobre flores eléctricas… empiezo a percibirlo con esa inocencia buena del que tiene que sacar la superficie de color sobre la hierba… y ese algo de la excitación de escribir o pintar o componer haciendo a un lado el hambre debería ser señal suficiente de que sí, que hay una construcción afilada de destino y que se manifiesta usando las herramientas que existe con las concreciones tecnológicas alcanzadas, sean inmediatas o levemente añejadas.
No ando corriendo detrás de ellas: encajan cuando necesitan y regresan.

Abrirse a estas nuevas corrientes
es más que todo, bañarse en los propios puntos anclados
y darle media vuelta de giro, porque sí, porque A a B y a 1>Z,
porque lo dúctil del lenguaje permea y da potencia
y podemos regresar suavemente al sitio de movimiento sin preguntarnos
por qué nos sentimos viejos y sin inocencia
cuando nos pornografiamos la vida misma… ¿con qué derecho te quejas de algo, si tienes un implante para ser tu propio proxeneta?
No pedí permiso para ver tus ideas desnudas, o tu cuerpo desnudo… y sin embargo, qué soledad tan vasta existe entre persona y persona, que tenemos que llenarnos de esa forma de depredación
para no oír ritmos, ser sólo estridencias. Se sacude el implante y cierras la pestaña, pero ahí sigue el parásito en potencia.

Es sentir, infinitesimalmente, esa potencia vibratoria desplegada interna, y empezar desde ahí
a trabajar
con todo el frío que abarca una ciudad
que no está muriendo por sí misma: está pidiendo un nuevo giro, uno que debe consumarse con acolchada violencia,
mientras frenas el bote y te recuerdas a tí mismo que no tiene sentido
el carro, los hijos, ni la hipoteca,
sin un ultrasonido que puedas imprimirle
sin esa chispa de conciencia.

Ver esas caras de molduras de barroco al tiempo que se desplegaba cierta conversación me hacían recordar cuando odiaba con todas las vísceras lo que oliera a esa historia. Luego, cuando adoraba esa presencia estética en un teatro por ser euroexótico en la ciudad donde vivo, por imaginarlo como LA bocanada de aire entre la salvajada de vivir en un país sin autoestima. Ahora, me parecen no sólo anticuadas, vetustas, anacrónicas, sino lo más importante: débiles en potencias. ¿Tal vez porque las veo como una fracción, como
Barroco/8.88*n
y 8.88*n es para mí la medida nuclear de la potencia de las vibraciones de ser mezcla?
Estoy seguro que tiene hasta su propio peso atómico ese mestizaje. Les diré si lo encuentro.

Y ahora se están permeando las nubes de nuevas conciencias sonoras, hay fruta y fruto y esas caras conservadoras sienten lo inorgánico haciéndoles cerco. Tenemos huerta en la casa, señores. Veamos que pasa. ¿Cómo se enlazará esa sanidad para enraizarse y depurar nuestra demencia de sólo imitación?

Lo artesanal es lo que da la fuerza para sobrepasar al vampirismo distópico, en esta carrera por la supervivencia que se ha vuelto el arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s