Quedan 381 días

Trata de comprender: la fractura ha sido inminente
y el paso del tiempo me ha hecho canalla
mientras los amores se desfasan
y cada vez me cuesta más destruir estructuras
para renovar los tiempos: estoy robando arenas del tiempo en un videojuego
mientras la promesa de amor sencillo
se aleja de mí
mientras me dicen “aléjate del teclado”
pero los incentivos son para mí sólo muertes.

Trata de comprender.
Quiero hacer algo que no sea cantar con rabia mientras se veo los meteoros
caer
y mientras me intentan forzar al fondo de la caja
ese olor a hierro húmedo de la tierra
mientras me entierran vivo
por un registro, un documento, un papel.

Cada gota de licor me acerca a una puerta
que cuando la abra, no volveré.
Sé que ya es demasiado tarde, que solamente un milagro
va a poder hacer que me escuchen
el grito desgarrado
de cuando tomaron su cuello y como una muñeca de trapo
le extirparon el oxígeno y el alma.

Quisiera ser ella. Quisiera tener una décima de sus poderes
de su fuerza de su valor
de su potencia.
Nunca he podido ser tan fuerte, nunca he podido ser tan… amable.
Mis palabras son vientos frágiles. Soy un mal alumno,
si estuviera viva no podría verla a la cara.

Tal vez no entiendes.
Desde ese día veo flama. Desde ese día tengo en la boca del estómago
un riff de guitarra que no me deja en paz.
Un cansancio abarca mis huesos
mientras el mundo olvida el abrazo de sus ojos verdes.

Desde ese día no sé si podré soltar esta lanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s