La flor del fuego y sus tiempos

DIA
Acá estoy al filo.
Sí, se están acabando las horas, estoy dejando que me carcoma el tiempo. Pero, ¿es que no ves lo que está pasando?
Me estoy moviendo en automático, desprendiéndome en automático, luchando en automático,
y se supone que en estos momentos habría algún tipo de sonido, de opertura Eroica de fondo, de adquisición
definida
mas lo que huelo son cielos y unas mañanas sin parpadear.

Estoy acá intentando decirte que puedo hablar de corrido sin resbalarme
poseyendo todo tipo de sombras, tonalidades, pensiones y pesos,
algo dentro de mí dejó de enumerar las cosas y empezó a bañarse en sus huecos, porque
todos los poros ahora son pozos
con distintas nubes cayendo y abriéndose hacia mí
ionizando mi memoria de los pasillos y andenes hacia un techo de cristal que avanzo
y al tocar
paso a otra sala. Prendo la luz y sueño con cigarrillos, me duermo y despierto pensando en amores de adolescencia, el planteamiento ya está hecho.

TARDE
Un día, cuando era pequeño, dibujé con mi dedo sobre el pavimento la sombra de una flor y una abeja. Aunque me hice un poco de daño, recuperé rápidamente la sensación de suavidad de una piel con pocos desgastes. Pero eso, a eso, no se parece el hoy.
Tengo que evadir las puertas, tengo que evadir las cuerdas, necesito pasar a través de todo tipo de memorias para no tener que amarrarme las mañanas y los codos con el dolor de personas ya viejas que no pueden ser sino estructura de soporte de los cuerpos más blandos… aceptémoslo, esto de la autopromoción es como una carrera por ver quién se vuelve el esqueleto más brillante. Y un coral se puede ver lindo, pero solamente cuando no es una masa calcificada desnuda, como hueso mordido al jirón.
Por estos días el crepúsculo me da un tipo distinto de hambre. Mi hogar es la cacería, mi familia fábrica de latas para automóviles, mis ciudades amadas cascarones vacíos rellenos de larvitas de luz que no liberan su ansia y niegan un olor que no sea a un metálico invivible.

En este tono intermedio, no hay pájaros, hay sobrevivientes con alas.

NOCHE
A pesar del ruido en las luces eléctricas de la ciudad y los animales asustados, miré al cielo y sentí las estrellas.

Estoy moviendo con mis gestos el ritmo de tiempos pasados. ¿Sabía yo que cada forma de cada letra dice algo de mi sangre, tendón, nervio y hormona? Ni idea. Pero ahora puedo saberlo. Ahora puedo… ahora, quiero conocerlo.
Abrí un espacio en la mitad del tiempo, quemé los álbumes de fotos, sacrifiqué y rompí las líneas oscuras y de un sólo golpe surgió con delirio y fuerza no el Baphomet, sino el mapa que Metatron le dejó a los navegantes (de forma muy elegante) en el Cielo y en el Interno.

Metí los dedos en lo profundo de mi miedo y desaté con toda la fuerza de mis articulaciones las exigencias del mundo de los vivos, comiendo voces de muertos. Entregué el azur, la nobleza, la piel de la primera sangre (que si te dijera su inicio me considerarías loco) y el sacrificio de los que movían cristales acá y en el Tibet, dejé que todo reposara.
Lo batí dentro de mi mano y lo hice estallar en la memoria hasta 19 años menos.
Desafié, pero ahora no sé cómo bailo. Bailo un paso cada vez menos tímido, pero no hay espacio en aquellos que no tienen Memorias del Fuego, no vitupero lo que ha pasado pero no puedo negar su existencia. Y ahora estoy acá, sobrio pero con alma de borracho, entregado a la actividad frenética.

La llama era un grito contenido y un señor del fuego con sus ojos de perla ardiendo, se sentía como todas las imágenes que he visto de tigres libres, sabía como sabe el beso sobre la cabeza de cualquier mujer que corra todas las mañanas en su bicicleta, la llama eran discos de sol sin alinear sobre una cartulina y había que dignificarla, la llama eran los muslos firmes y amplios (blanquísimos) tejidos de nervios, vanidad, de misticismo que da soporte.

La llama era ámbar y amarilla y no tenía forma de expandirse, pero metí mis dedos dentro de ella y lo que encontré fue un desafío, un enigma y un estallido.

La llama se había caído.
Manchado.
Perdido.
La llama volvió y con fuerza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s