La flor del fuego y los planos

Círculos de plata, con una mente tan tóxica y cristalina como el bismuto, cerrada sobre sí misma anteriormente. Indeciso, la tomé y la sacudí y la puse sobre la alacena para poder dejarla correr hacia el presente.
Adquirió forma casi animal y casi humana… la que usted prefiera.
Tomó la esquina, corrió y miró hacia abajo para verse a sí misma corriendo como si el pavimento fuera cristal de vitrina hacia otra dimensión. Todas las líneas de las botas, el ángulo de los músculos de las piernas, las metáforas que ya no son tales sino emisiones de taquiones, imágenes de valor y confianza vuelta sombra… todo eso mientras ahora hay un lanzamiento imberbe, ¡una conexión limpia que quiere tocarlo todo y volver a sentirse en nitidez claro con las coordenadas!

La falta de esperanza y de potencia son para los que no habitan la casa de mi padre. Como en el cuento del minotauro escrito por cierto argentino, las puertas parecen miles y el visitante llega a nuestro sitio pensándonos monstruosos.
Fieros. Inclusive, caníbales.
Pero el paso de las habitaciones y el eco que regresa de las mismas centuplicado separa el parpadeo de las masas, separa el empaste de la proyección, y conecta los vértices, generando sucesivamente distancias donde las palabras espera, altura, disuelve, autoridad y ebullición corren al encuentro del que, haga lo que haga, dará nueva forma y vida al espacio. Aún, si me trae muerte como arrendatario.

¿Dónde está mi nueva casa?

Huyendo. Corriendo. Se teje una nueva forma de cable, lo que se conecta a sí mismo está habitado por el color de la plata.
Indeciso.
Abandonado.
La sensación entre la punta de los dedos hace que los pies emitan una corriente y de pronto estamos de nuevo reescribiendo historias derrochando hormonas, como cuando la pila no estaba tan desgastada, como cuando no habíamos definido nada, como cuando habitamos y nos redimensionamos
sin estar esperando nada más que la siguiente oleada.
El estado de cristal no se pierde, pero sí se empaña…

¿Dónde está mi nueva casa?

Abrir las mañanas ya no depende de ninguna persona sino de sí mismo; la piel es nueva, dentro del abecedario compuesto quedan algunos retazos de pensamientos de Borges o de Deleuze. Quedan las impresiones sobre la Narración Oficial -así, con pompa-. Pero se revuelve el alma y salta de piedra en piedra, indecisa, abandonando a una velocidad pasmosa lo que se había comentado como cultura y como imposibilidad de replanteamiento durante la infancia.
Seamos fieles a nuestra furia, clavémosle espadas siendo héroes y reconociendo villanos.

¿Dónde está mi nueva casa?

El llegar a una cita y estar desfasado, el habitar sueños dentro de sueños que contienen claves, el sentir que hay un abrazo por alguna razón dilatado, por algún motivo cohibido y cerrado en su acceso al público; el taconeo que se pierde en la sombra de haber nacido perteneciendo a una capa construída por autos e idiomas de otras pieles… agite, temblor, duda, por no saber si eso es lo que nos abraza el día como un pulpo o como una flor de diente de león…

¿Dónde está mi nueva casa?

Coros, corifeos, me enseñaron la lengua bastardeada de una nación que nunca he conocido en mi vida -que no sé si conozca-, me enseñaron a dilatar esperanzas de libertad escribiendo con sus versos, ¿cuál es mi ritmo?, ¿cuál es mi ritmo?, ¿qué se alberga a la mitad de la mañana para mí, para los que viajan?

¿Dónde está mi nueva casa?

Surrealismo, Francia y España como amigas, mujeres de trajes cortos y curvas desgastantes, todo el calor de marquesina, la amplificación de lo sembrado en macetas hace 40 años.
Replantearse la relación entre lo lúbrico y el borde aparente de uno mismo es una nueva forma de estallar… ser flor de cactus en animación lenta.

¿Dónde está mi nueva casa?

Porque parece que soy, en algo, mi nueva casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s